22 de octubre de 2018



Comentarios (1)

Juanmi 2017-12-23

Me siento indignado por la forma en que te trataron. Lo más indignante es que te dijeran que les enviaras un vídeo para comprobar que tení­as "calidad" como violinista. ¿Es posible que le puedan decir eso a la mismí­sima Klara Gomboc? Es como si le pidieran a Claudio Arrau que mandara un ví­deo para saber si tiene calidad tocando el piano. Madre de Dios, qué cantidad de mediocres, incultos e incompetentes hay en este paí­s. Cada minuto del día, nos destrozan los oí­dos con esa música nueva, que ni es música ni es cultura, y para una persona que hay haciendo cultura de verdad, y música de verdad, la tratan de esa manera. Estoy realmente indignado.

Yo también me habría ido de Córdoba para no volver. Qué triste es comprobar que haya personas tan rastreras, mediocres, envidiosas; porque eso es lo que son, un atajo de envidiosos. Politicuchos de tres al cuarto, que se dan muchos golpes de pecho defendiendo la cultura, la libertad y la democracia; pero, a la hora de la verdad, hacen uso de su poder para arremeter contra una mujer, una trabajadora, cuyo modo de subsistencia no es otro que tocar su violí­n, sorteando la lluvia, el viento, o el sol abrasador, con el único fin de ganarse la vida, como todo ser humano, y así­ mismo alegrar el corazón de todos aquellos que encontramos un aliciente a nuestros problemas, y también una razón para la esperanza, en las cuerdas de tu violí­n.

Añadir comentario: